M1 Garand

De CubaMilitar
Saltar a: navegación, buscar
M1 Garand
Fusil Garand.jpg
M1 Garand
Tipo Fusil semiautomático
País de origen Flag of United States.png Estados Unidos
Historia de servicio
En servicio 19361957
Operadores Flag of United States.png Estados Unidos
Guerras Segunda Guerra Mundial
Guerra de Corea
Guerra de Vietnam
Historia de producción
Diseñada 1924
Fabricante Springfield armory, Winchester, Beretta, International Harvester
Producida 1936
Cantidad 5.400.000
Variantes M1C/D
Especificaciones
Peso 4,3 kg
Longitud 1100 mm
Longitud del cañón 610 mm

Munición .30-06 (7,62 x 63 mm)
Calibre 7,62 mm
Sistema de disparo Recarga accionada por gas, cerrojo rotativo
Velocidad de la bala 865 m/s
Alcance efectivo 550 m
Cargador interno fijo, alimentado con un peine en bloque de 8 balas

El fusil M1 Garand (formalmente Fusil de los Estados Unidos, Calibre .30-06, M1) fue el primer fusil semiautomático de los Estados Unidos que llegó a ser un fusil común para la infantería. Oficialmente reemplazaba al Springfield 1903 como fusil en servicio en 1936, hasta que fue reemplazado por el M14 en 1957, que derivaba del M1.

Fue utilizado intensivamente en la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea y en menor medida en la Guerra de Vietnam. Fue usado primariamente por Estados Unidos, pero también en otros países. Continúa siendo utilizado en equipos de entrenamiento militar y es una arma de fuego civil popular.


Historia

El origen del fusil M1 Garand se remonta a 1901, cuando el Ordnance Corp del Ejército de Estados Unidos, comienza a desarollar un fusil semiautomático. Estos trabajos fueron interrumpidos por la Primera Guerra Mundial, pero se reanudan en 1919, cuando el diseñador de armas canadiense John C. Garand comienza a trabajar para la Springfield Armory de Massachusetts.

En 1932 el Garand fue adoptado por el Ejército de Estados Unidos como su fusil estándar, aunque entró formalmente en servicio sólo en 1936, debido a la decisión del entonces Jefe del Ejército, el General Douglas MacArthur.

El primer modelo en producción fue probado con éxito el 21 de julio de 1937. La Springfield Armory inició la producción fabricando con cantidades modestas, que aumentaban de año en año. El comienzo de la Segunda Guerra Mundial dispara la necesidad de aumentar la producción, y la firma recibe grandes pedidos. Para aumentar la produción, se le pasan pedidos de Garands también a la firma Winchester Repeating Arms Co., de Connecticut. Las entregas de Winchester comenzaron en 1941 y terminaron en junio de 1945, las de la Springfield terminaron en setiembre de 1945.


Producción de fusiles M1 Garand

Año Springfield Armory Winchester Repeating Arms
1932-1937 1.034 0
1938 5.938 0
1939 15.595 0
1940 80.006 0
1941 260.738 137.960
1942 660.499 232.002
1943 1.068.256 1.098.140
1944 938.968 168.500
1945 528.922 41.090
Total 3.559.956 1.640.000

En total se fabricaron 5.400.000 fusiles M1 Garand. La Springfield Armory fabricó 3.559.956 Garands, la Winchester Repeating Arms Co. hizo 1.640.000 fusiles.

El Garand sirvió en toda la Segunda Guerra Mundial, donde demostró ser un excelente fusil, tanto que los ejércitos del Eje los utilizaban cuando podían capturarlos. Los japoneses desarrollaron un prototipo copia del M1 para su propio uso al final de la guerra. También se destacó en la Guerra de Corea. Algunos Garand fueron usados en la Guerra de Vietnam, aunque oficialmente había sido substituido por el fusil M14 en 1957. El cambio al M14 duró hasta 1965, con la excepción de las versiones para francotirador. Estas versiones, creadas en la Segunda Guerra Mundial, también fueron utilizadas en la Guerra de Corea y parte de la Guerra de Vietnam.


Características

Peine cargado del M1 Garand.

Su peso descargado es de aproximadamente 4,4 kg, pero varía dependiendo de la densidad de la madera. Su longitud es de 1,1 m.

Originalmente el fusil utilizaba munición .276 Pedersen (7 mm) en un peine de 10 cartuchos, pero posteriormente fue estandarizado para usar la munición .30-06, por entonces la oficial. Tenía un alcance efectivo de 550 metros, con la capacidad de realizar daño con munición antiblindaje a más de 800 metros, con una alta precisión y disponibilidad de tiro. El M1 Garand llegó a ser uno de los fusiles más efectivos de la Segunda Guerra Mundial, por su precisión, debido al ánima estriada de su cañón.

El M1 es un fusil accionado por gas, semiautomático y alimentado por cargador. Los fusiles originales utilizaban un sistema de gas poco fiable, que precisaba un adaptador en la boca del cañón y que fue sustituído a favor de un sistema más sencillo de una portilla perforada para el gas. Ya que la mayoría de los fusiles fueron adaptados, los primeros modelos pre-1939 son muy raros y apreciados por los coleccionistas.

En ambos sistemas, los gases en expansión eran redirigidos al cilindro de gas (el tubo que se encuentra debajo del cañón). Aquí el gas accionaba un pistón que estaba unido a una varilla. La varilla era empujada hacia atrás por la presión del gas y retornaba a su posición original gracias a un resorte. La varilla estaba conectada al cerrojo rotativo situado dentro de la recámara, que giraba e iniciaba el ciclo de recarga cuando el fusil había disparado.

El sistema de alimentación tenía sus peculiaridades, en especial el sistema de peine cargador que utilizaba. El ejército quería un cargador fijo que sería cargado con los peines. Pensaban que un cargador removible era propenso a ser dañado y perderse. John Pedersen desarrolló un peine en bloque que permitía que la munición se insertara en el cargador fijo. Utilizando un muelle se mantenía la presión constante. Cuando se disparaba la última bala, el peine vacío se expulsaba automáticamente, produciendo el característico sonido ping.

El fusil es alimentado por un peine en bloque que lleva 8 cartuchos del calibre .30-06 (7,62x63 mm). Cuando el último es disparado, el fusil arroja el peine y bloquea el cerrojo. Los peines pueden ser sacados manualmente en cualquier momento. Son expulsados manualmente tirando del mango del cerrojo hacia atrás, y después presionando el botón de retención del peine.


Variantes y accesorios

La mayoría de las variantes del Garand no vieron combate, con excepción de aquellas para francotirador. Las versiones para francotirador eran M1 modificados para aceptar miras telescópicas. Dos versiones fueron producidas: el M1C (anteriormente M1E7) y el M1D (anteriormente M1E), sin embargo ninguno fue producido en cantidades significativas. La única diferencia entre ellos era el sistema de montaje para la mira telescópica. En junio de 1944 el M1C fue adaptado como fusil de francotirador estándar por el Ejército de los Estados Unidos para reemplazar al M1903A4.

El M1C y M1D fueron utilizados ampliamente en la Guerra de Corea. El Cuerpo de Marines de Estados Unidos adoptó el M1C como su fusil de francotirador oficial en 1951. La Armada de los Estados Unidos también utilizó el Garand, pero con munición 7,62 x 51 OTAN.

Dos variantes que no vieron combate fueron los M1E5 y el T26, que tenía un cañón más corto. El M1E5 tenía una culata plegable. La variante T20E2 podía utilizar cargadores del Rifle Automático Browning (BAR) y tenía selección de fuego automático y semiautomático.

Como accesorios, el Garand disponía de distintas bayonetas y una bocacha lanzagranadas que se acoplaba en el cañón.


Descendientes

El M1 Garand fue un predecesor directo del M14 que lo reemplazaría. El diseño también sirvió como base para la Carabina M1. La firma italiana Beretta desarrolló variantes similares al M14 (BM 59), pero más parecidas al M1 Garand.

El AK-47 utiliza el sistema de cerrojo y bloqueo del M1 Garand. El equipo de Kalashnikov puso la varilla en la parte superior del cañón. El AK-47 también utiliza una forma simplificada del sistema de gatillo del Garand.


Curiosidades

  • Antes de entrar en la Segunda Guerra Mundial, la propaganda estadounidense aseguró para generar desconfianza frente a la Alemania nazi, que espías alemanes habían sido detenidos intentando robar los planos del M1.
  • Uno de los mitos más extendidos sobre el fusil M1 Garand es que los peines en bloque no se pueden expulsar de otro modo que disparando todos los cartuchos; esto es, sin embargo, falso. Los peines llenos o semillenos pueden expulsarse con relativa facilidad del fusil. Este mito nació, porque en situaciones de combate era preferible disparar todos los cartuchos e insertar un nuevo peine con una sola mano, pues para sacar uno que todavía tuviese cartuchos era necesario utilizar las dos, lo cual era más lento y peligroso.
  • Otro mito bastante extendido asegura que los alemanes aprendieron rápidamente que el característico ping al saltar el peine vacío, quería decir que al soldado aliado se le habían agotado las municiones; aprovechándose esto los alemanes salían de sus trincheras para atacar; con el tiempo los aliados también tomaron ventaja de esto guardando peines con una sola bala para luego dispararlas y hacer que los alemanes salieran de sus trincheras. Que en el fragor del combate se llegase a oír el leve ping de un solo fusil y que esto sacase al enemigo de su trinchera es bastante dudoso.
  • El general George Patton se refirió al M1 Garand como "La mejor herramienta de guerra jamás creada".


El Garand en Cuba y Latinoamérica

Ernesto Che Guevara conversa con un rebelde armado con un fusil M1 Garand, tras la Batalla de Santa Clara, 1 de enero de 1959

El M1 Garand fue adoptado por numerosos Ejércitos de Latinoamérica, como Argentina, Chile, Guatemala, Haití, Nicaragua, Paraguay,etc.

Fue el arma oficial de la Guardia Nacional de Nicaragua desde 1945 hasta 1974, año en que lo sustituyó el fusil de asalto israelí IMI Galil de 5,56 x 45 mm. También fue usado por la guerrilla marxista del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) durante la insurrección de 1978 y 1979 contra la dictadura de Anastasio Somoza Debayle en dicho país, aunque la guerrilla también usaba el Galil, el FN FAL belga y el M16 estadounidense.

En Cuba el fusil M1 Garand apareció tras la Segunda Guerra Mundial, por los programas de ayuda de Estados Unidos, complementando al tradicional fusil del ejército cubano M1903 Springfield. Fue muy usado tanto por el Ejército de Batista, como por las guerrillas del Movimiento 26 de Julio, durante la Guerra de Liberación Nacional. Tras la victoria de la Revolución cubana en 1959, los Garand siguieron en uso en el Ejército cubano, hasta la llegada masiva de fusiles FN FAL en 1960 y AK-47 en 1962. Tras su retiro del servicio activo, gran parte de los Garand cubanos fueron entregados a diversos movimientos guerrilleros latinoamericanos.

Entre el armamento de la Brigada 2506 invasora, que desembarcó por Bahía de Cochinos el 17 de abril de 1961 para derrocar a Fidel Castro, se encontraban 635 fusiles M1 Garand y carabinas M1.

Enlaces externos

En inglés