Incidente del Chong Chon Gang

De CubaMilitar
Saltar a: navegación, buscar
El Carguero norcoreano Chong Chon Gang

Chong Chon Gang es un buque carguero de Corea del Norte, detenido el 10 de julio de 2013 en el Canal de Panamá, por transportar armas de Cuba a Corea del Norte en violación de las sanciones de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas 1718 (2006), 1874 (2009), 2087 (2013) y 2094 (2013), por su programa de fabricación de armas nucleares.


El buque

Chimenea del Chong Chon Gang

El buque mide 155 m de eslora y 20 m de ancho, tiene 13.990 toneladas de desplazamiento y fue construído en 1977 en Nampo. Su propietario oficial es la compañía Chongchongang Shipping of Pyongyang, una compañía de encubierta subordinada a la "Oficina N°39" (o Buró 39 del Comité Central del Partido de los Trabajadores Coreanos (PTC), que responde por las acciones ilícitas prohibidas, como el transporte de armas y bienes de lujo, la adquisicion de divisas convertible. La Oficina N°39 fue creada en 1974 como un Departamento del Secretariado del PTC, subirdinado al Comité Central.


Resumen de sus actividades

El buque Chong Chon Gang y su tripulación, tienen un largo historial de activides ilegales norcoreanas por los mares del mundo, por las cuales con frecuencia fue detenido.

En 2001 fue detenido por Corea del Sur por violar sus aguas territoriales.

En 2003 fue detenido en Egipto "Por transporte de cargas peligrosas".

El 16 de febrero de 2003 Irán lo detuvo en Bandar Imam Khomeini.

En febrero de 2010 Ucrania lo detuvo en el puerto de Oktyabrsk, por cargar contrabando de sustitutos de heroína, alcohol, cigarrillos, y munición para AK-47.

El 11 de marzo de 2009 el Chong Chon Gang fue atacado por los piratas somalos en el Mar Arábigo, a 400 millas de las costas somalas. Los piratas le dispararon con fusiles y RPG-7, que lo dañaron e hirieron a dos tripulantes. Tras este suceso, el buque captó la atención de las autoridades marítimas, al trasladarse al puerto de Tartus en Siria, a la zona de facilidades de la Armada de Rusia en ese puerto, desconociéndose la causa de por qué escogió este destino.

Según la agencia detective internacional IHS Jane, el buque Chong Chon Gang es uno de los 5 buques norcoreanos que se dedican desde 2010 al contrabando de armas.


Detención en Panama

El Chong Chon Gang es registrado
Contenedores con armas cubanas escondidos bajo miles de sacos de azúcar, en las bodegas del buque
Autoridades panameñas dando con los contenedores de armas
MiG-21UM cubano escondido en el buque
El MiG-21UM ya sin la funda roja del cono de su radar
El deplorable estado de embalaje de los MiG-21 indicaba que iban a ser usados como piezas, en violación de las sanciones de la ONU
Misiles antiaéreos

El buque Chong Chon Gang salió el 12 de abril de 2013 del puerto ruso de Vostichny, por Najodka, y atravesó el Pacífico. El 31 se apareció en el Canal de Panamé, atravesándolo rumbo a Cuba. El buque entonces inmediatamente desconecto su Sistema de Identificación Automática (AIS), algo deinido por los expertos como muy sospechoso.

40 días después, el 10 de julio de 2013, apareció de nuevo su señal AIS, cuando el buque se acercó a Manzanillo, Panamá, para cruzar el canal en dirección contraria.

Ese día el buque fue retenido. Sus documentos declaraban que cargaba sólo azúcar cruda de Cuba. Pero las autoridades habían recibido la advertencia de que el buque podría llevar narcóticos de contrabando. Esto, unido a su actitud sospechosa, impulsó al Ministro de Seguridad Pública José Raúl Mulino a ordenar su detención del Chong Chon Gang y su registro.

La tripulación norcoreana enseguida demostró que sí estaba cometiendo delito, al mostrarse agresiva y oponerse con violencia al registro. Cortaron los cables de las grúas del buque, para que no se pudieran sacar los sacos de azúcar de su interior, obligando a sacarlos a mano. También se negaron a levantar el ancla para trasladar al buque a la zona de registro, obligando a los panameños a cortarle la cadena del ancla. El capitán del buque, al ver que el registro era inevitable, incluso trató de suicidarse, contándose el cuello con un cuchillo, pero fue detenido por agentes del Servicio Nacional Aeronaval (Senan) y salvado. Como comentó Mulino, esta agresiva y nerviosa actitud de la tripulación, sólo aumentába y confirmaba las sospechas de los panameños.

El 13 de julio, aún sin descubrirse las armas y estallar el escándalo en los medios de comunicación, Cuba trató de presionar a Panamá para que liberara al buque. El viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Rogelio Sierra Díaz, voló de urgencia a Ciudad de Panamá para pedirle al presidente Ricardo Martinelli que liberara a la embarcación retenida y le permitiera seguir rumbo hacia su destino, según reveló Mulino.

Las autoridades panameñas ante el nerviosismo de coreanos y cubanos ahora sí tenían sospechas de que había carga ilegal, y tras varios días de obstáculos, por fin procedieron al registro del buque, en una operación que implicaba a 500 policías panameños.

El 15 de julio se descubrió, que bajo las 10.000 toneladas de azúcar cubana en 250.000 sacos, estaban escondidos varios contenedores con 240 toneladas de armas cubanas de fabricación soviética. Entre ellas: 2 cazas MiG-21, 15 motores para ellos, 2 complejos de misiles antiaéreos S-75 Volga (SA-2) y S-125 Pechora (SA-3), 9 misiles antiaéreos, 5 vehículos militares lazadores de misiles antiaéreos, radares SNR-75 'Fan Song' para S-75, munición de artillería, cohetes antitanque RPG, visores nocturnos, y otros pertrechos no declarados.

Una de las lanzadoras de misiles antiaéreos, aún tenía incrustada una placa de la época de la Guerra de Angola, con las iniciales "RPA" (República Popular de Angola, nombre de este país hasta 1991), y la letra V de victoria.

Inmediatamente el MINREX de Cuba hizo una declaración oficial, admitiendo la carga de armas, pero restándole importancia diciendo que era "material obsoleto" que supuestamente debía "repararse" en Corea del Norte, para luego ser devueltas a Cuba, negando violación de sanciones de la ONU:

Las autoridades de la República de Panamá han informado sobre la detención, en el puerto panameño de Colón, del buque de carga Chong Chon Gang, de pabellón de la República Popular Democrática de Corea, procedente de la República de Cuba.

El Ministerio de Relaciones Exteriores desea informar que dicho buque zarpó de un puerto cubano rumbo a la República Popular Democrática de Corea con un cargamento, mayormente, de 10,000 toneladas de azúcar.

Además, en la citada nave, se transportaban 240 toneladas métricas de armamento defensivo obsoleto -dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión, todo ello fabricado a mediados del siglo pasado-, para ser reparado y devuelto a nuestro país.

Los acuerdos suscritos por Cuba en esta esfera se sustentan en la necesidad de mantener nuestra capacidad defensiva para preservar la soberanía nacional.

La República de Cuba reitera su firme e irrevocable compromiso con la paz, el desarme, incluido el desarme nuclear, y el respeto al Derecho Internacional.

La Habana, 16 de julio de 2013

A esto Mulino respondió el mismo día:

El hecho de que yo declare una mercancía como dañada, como vieja, como obsoleta, no implica que yo no la tenga que declarar en un conocimiento de embarque cuando va a ser objeto de movimiento. Yo creo que Cuba lo único que nos va a poner ahora es a bajar definitivamente todas las bodegas. Ya hoy puedo anunciar, el comisionado Edesio González hoy a las 6 de la mañana me informó que hoy sacan los dos primeros contenedores ya al patio de contenedores de Manzanillo, terminamos con esa bodega y empezamos con las otras cuatro, o tres, hasta encontrar los dos aviones MiG-21, los 15 motores de MiG-21 y todo el otro montón de “armamento obsoleto” que menciona La Habana.

Cuba afirma que las armas le pertenecen y que Panamá debe devolverlas. Panamá por su parte reitera que el futuro de las armas lo decidirá el Consejo de Seguridad de la ONU.

Sin embargo, este país ha reiterado en varias ocasiones que el futuro de las armas lo decidirá el Consejo de Seguridad de la ONU.

El 22 de julio el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, presentó los hallazgos a la prensa internacional.

El 28 de julio el propio Fidel Castro publicó una carta dedicada al aniversario del asalto al cuartel Moncada, donde al final trata de paso el asunto del buque norcoreano:

En días recientes se intentó calumniar a nuestra Revolución, tratando de presentar al Jefe de Estado y Gobierno de Cuba, engañando a la Organización de Naciones Unidas y a otros jefes de Estado, imputándole una doble conducta.

No vacilo en asegurar que aunque durante años nos negamos a suscribir acuerdos sobre la prohibición de tales armas porque no estábamos de acuerdo en otorgar esas prerrogativas a ningún Estado, nunca trataríamos de fabricar un arma nuclear.

Estamos contra todas las armas nucleares. Ninguna nación, grande o pequeña, debe poseer ese instrumento de exterminio, capaz de poner fin a la existencia humana en el planeta. Cualquiera de los que tales armas poseen, dispone ya de suficientes para crear la catástrofe. Jamás el temor a morir, ha impedido las guerras en ninguna parte del planeta. Hoy no solo las armas nucleares sino también el Cambio Climático es el peligro más inminente que en menos de un siglo puede hacer imposible la supervivencia de la especie humana.

Sin embargo, los expertos destacan que los MiG-21 estaban en buen estado y habían volado hace poco, pues aún tenían combustible. Los documentos que los acompañaban hablaban de vuelos hacía pocos meses. Sin embargo, estaban empaquetados de forma descuidada, en contenedores de metal de 40 pies, sin encolchado protector que cubriera piezas delicadas que podrían haberse dañado si el barco encontraba fuertes marejadas, algo típico si se quiere hacer una travesía por el intranquilo Océano Pacífico.

En base a estas evidencias el Instituto Internacional de Investigaciones para la Paz (SIPRI) con sede en Estocolmo, Suecia, concluyó que:

"El método de embalaje no sugiere que los aviones en sí mismos estaban destinados a ser 'reparados' y 'devueltos' a Cuba, sino más bien para su uso en Corea del Norte como chatarra o piezas de repuesto"

Los expertos sacan la conclusión que de esta forma el cargamento para Corea del Norte viola "sin lugar a dudas" las sanciones de la ONU, y parte del mismo parecía ser enviado para el uso de Pyongyang, y no para ser reparado y devuelto como alega La Habana.

Corea del Norte tiene un largo historial de tratar de comprar MiG-21s y sus motores, para sus propias fuerzas armadas, (siendo esta avión el principal caza de su Fuerza Aérea), en violación del embargo de armas de la ONU suscitado por sus programas de desarrollo de misiles y armas nucleares. En 2011 ya había sido detenido el intento de adquirir 20 MiG-21 en Mongolia, para usarlos como piezas. En 2012 trató de comprar 32 MiG-21 en otro país. En 1999 compró 40 MiG-21 a Kazajstán.


Sucesos porteriores

Tras el hallazgo, el gobierno panameño retuvo el barco, la carga y la tripulación y pidió a las Naciones Unidas el envío de una misión de expertos para que determinaran si el transporte del material bélico violaba las Resoluciones del Consejo de Seguridad 1718 (2006), 1874 (2009), 2087 (2013) y 2094 (2013), relativas a los ensayos nucleares y su programa de fabricación de armas nucleares por Corea del Norte.

El Secretario de prensa del Secretario General de la ONU Morana Song declaró que: "Si se confirma que el buque transportaba armas, y que las armas eran compradas o vendidas de o hacia Corea del Norte, entonces sí habría una violación de las sanciones de la ONU".

Corea del Norte envió a dos funcionarios diplomáticos a Panamá a ver el caso, que recibieron visas panameñas, pues Panamá y Corea del Norte no tienen relaciones diplomáticas. Pero oficialmente no declaró nada hasta el 17 de julio, diciendo que "Sucedió algo anormal en Panamá, al ser detenido el buque con el pretexto de buscar narcóticos, lo cual es falso (...) Las autoridades panameñas atacaron y detuvieron al capitán y su tripulación (...) Ellos buscaban narcóticos, pero no descubieron narcóticos. Sin embargo, justifican sus actos violentos hablando sobre cargas de otro tipo a bordo del buque". Exigían la liberación inmediata del buque.

Tras esta declaración de los norcoreanos, las autoridades panameñas anularon las visas de los dos diplomáticos norcoreanos.

Luego los coreanos pidieron soltar al buque, con el pretexto de que su carga de azúcar era para hacer caramelos para los niños para las fiestas del Año Nuevo.

Una misión del Comité de Sanciones del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) visitó el país entre el 13 y 15 de agosto de 2013, para determinar si el cargamento de armas violó las restricciones impuestas a Corea del Norte. La misión, encabezada por el ex embajador del Reino Unido en Corea del Sur, David Martin Uden y compuesta por 6 miembros rehuye formular declaración sobre su visita de 4 jornadas hasta que se cumpla la investigación y se arribe a conclusiones sobre el caso. En su informe preliminar, citado por el Ministerio de Seguridad, la misión de la ONU adelantó que el envío de las armas 'viola sin lugar a dudas las sanciones de la ONU, lo cual avala la posición panameña respecto de su actuación'.

El 11 de septiembre Panamá presentó un informe final a las Naciones Unidas, sobre la inspección del barco norcoreano Chong Chon Gang, de acuerdo con el párrafo 15 de la resolución 1874 (2009).

Al día siguiente el gobierno de Cuba expresó su intención de cooperar con el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en la investigación del barco norcoreano detenido en Panamá por transportar armas puestas a bordo en Cuba.

El 24 de septiembre de 2013 el Comité del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) agradeció al Gobierno de Panamá por este informe. Así lo declaró la presidenta del Comité de Sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, Sra. Sylvie Lucas, representante de Luxemburgo a la ONU; en una carta enviada al representante permanente de Panamá ante este organismo, Pablo Antonio Thalassinos. Esta carta fue enviada en nombre del Comité del Consejo de Seguridad establecido en virtud de la resolución 1718 (2006).

En octubre expertos de Naciones Unidas visitaron la Habana, para indagar sobre el armamento cubano hallado en el buque.

El 19 de noviembre el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó que el barco norcoreano violó el embargo impuesto contra Corea del Norte.

"Es una violación de las sanciones pero Panamá enfrentó esto y encontró armas que iban a Corea del Norte", señaló Biden en un discurso de 15 minutos, a su salida de una reunión con el presidente panameño, Ricardo Martinelli. El vicepresidente agradeció y elogió a Panamá por tomar la decisión de interceptar la nave norcoreana "Chong Chon Gang" el 10 de julio, antes de ingresar al Canal de Panamá procedente de Cuba para dirigirse a Corea del Norte. Biden ironizó luego:

"Había un buque que decía que cargaba azúcar, era una carga dulce pero no era azúcar (...) Panamá hizo algo que hemos esperado de otras partes del mundo, se atrevió actuar en una situación en la que otros hubieran retrocedido (...) Panamá ha contribuido a la seguridad mundial y eso es lo que hace un país responsable."

16 de enero de 2014 el canciller panameño, Fernando Núñez Fábrega, declaró que Corea del Norte pagará multa de 1 millón de dólares a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) por transportar armas de uso militar no declarado en perjuicio de la seguridad de la vía acuática. Tras pagar la multa, los marinos norcoreanos podrán ser liberados junto a su buque, el carguero "Chong Chon Gang".

El gobierno panameño buscaba una pronta solución al caso, debido a los gastos que tiene por estos trámites, pagando al barco 1.200 dólares diarios, además de la atención médica y comida diaria a los 35 tripulantes, retenidos en la base del Servicio Aeronaval en Sherman.

El cargamento de azúcar fue trasladado a los depósitos del estatal Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA), en la provincia occidental de Coclé, en espera de que sea resuelto el problema.

El 30 de enero de 2014 Panamá afirmó que liberará a 32 de los 35 tripulantes del buque, cuando concluyan los trámites y Corea del Norte pague la multa, pues aparentemente estos 32 tripulantes no sabían del cargamento de armas que cargaba el buque. Los otros tres tripulantes del carguero permanecerán detenidos, ya que debían responder a cargos penales por "atentar contra la seguridad colectiva" y el transporte de material bélico. Ellos enfrentan una posible condena a 12 años de prisión por tráfico de armas.

El 8 de febrero de 2014 las autoridades norcoreanas por fin pagaron la multa de 693.333 dólares que pesaba sobre la nave: de tal forma quedaron libres la nave y 32 de sus tripulantes. El Ministerio Público (MP) de Panamá subastará las 10.000 toneladas de azúcar bajo las cuales se escondían las armas.

El 15 de febrero de 2014 el Chong Chon Gang partió de Panamá con 32 tripulantes a bordo, de regreso a Cuba, tras 7 meses de retención en Panamá, desde el 10 de julio de 2013. Las armas cubanas (MiG-21 y otros) quedaron retenidas, hasta que Panamá decida que hacer con ellas cuando sea tomada la decisión judicial. También se quedan en este país tres tripulantes de la nave: el capitán, el primer oficial y el secretario político, quienes enfrentarán cargos por tráfico de armas, cuya pena máxima es de 12 años de prisión. El azúcar será subastado.

El buque regresó a Cuba, para hacerles algunas reparaciones técnicas, tras lo cual de nuevo será cargado con azúcar para volver a enviarlo a Corea del Norte pasando por el canal de Panamá.

Días después un panel de expertos de la ONU reportó que el armamento había violado el embargo de la ONU. Sin embargo, Cuba no sería sancionada. Un estudio de los violadores del embargo norcoreano durante un período de varios años, concluyó que no se había castigado a ningún gobierno, dijo Hugh Griffiths, experto en tráfico global de armas del Instituto Internacional de Investigaciones por la Paz de Estocolmo (SIPRI) en Suecia. Además de que Cuba cuenta con numerosos aliados en las Naciones Unidas que no desean sancionarla.

El 29 de junio de 2014 Panamá absolvió a los últimos tres tripulantes coreanos detenidos, para poner fin a la disputa internacional. El juez panameño también decidió, que las armas cubanas encontradas a bordo del barco fueran, entregadas al Tesoro Nacional panameño, debido a que no ha sido posible verificar, a ciencia cierta, quién es el propietario legítimo de las mismas, a pesar del reclamo de Cuba.

Hechos interesantes

Raúl Castro recibe al general norcoreano Kim Syok Sik, jefe del Estado Mayor General norcoreano. 2 de julio de 2013
Pedro Mendiondo Gómez, Jefe de la DAAFAR (1945-2013)

Poco antes de esta historia, el 29 de junio llegó a Cuba una delegación militar norcoreana, encabezada por el Jefe del Estado Mayor del Ejército Popular de Corea del Norte, general Kim Kyok Sik. El 2 de julio se entrevistó con Raúl Castro. La agencia norcoreana de noticias comentó esta visita, hablando de las conversaciones entre los aliados para el fortalecimiento de los lazos entre las fuerzas armadas de los dos países.

En el mismo 2013 se firmo un acuerdo entre Cuba y Corea del note para el desarrollo de los vínculos en los campos de la ciencia y tecnica, que supone un "intercambio de mercancias". Como comentó el histórico ruso Andrey Lankov, investigador de Corea del Norte, que trabaja en la Universidad Kukmin de Corea del Sur y estuvo en Corea del Norte: "Ese "intercambio de mercancias" entre Cuba y Corea del Norte es insignificante. Corea del Norte no necesita azúcar cubana, ni Cuba calamares secados. Cuba ni siquiera está entre los diez primeros socios comerciales de Corea del Norte, y la enorme distancia entre ellos hace sus comunicaciones marítimas muy caras".

Por otro lado, la misión del Comité de Sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU que visitó Panamá del 13 al 15 de agosto de 2013, para determinar si el cargamento de armas violó las sanciones, debía trasladarse después para Cuba, a investigar el suceso. Uno de los funcionarios con el debían encontrase en Cuba era el General de División Pedro Mendiondo Gómez, Jefe de la Defensa Antiaérea y Fuerza Aérea Revolucionaria (DAAFAR). Mendiondo era resposable de la carga de aviones y misiles del buque Chong Chon Gang, y atendió la visita del general norcoreano Kim Syok Sik días antes.

Sin embargo, Mendiondo sufrió un accidente automovilístico el 25 de agosto, por el cual falleció en la madrugada del día siguiente 26 de agosto.

Al mismo tiempo, en general Kim Syok Sik también desapareció de la escena desde el 3 de agosto, siendo fulminantemente destituído "por razones de salud", a pesar de que en mayo del 2013 había sido confirmado en su cargo por otro período adicional.

Luego fue ejecutado el Embajador de Corea del Norte en Cuba Jon Yong-jin, junto a su esposa Kye-sun y su hijastro Kim Yong-ho, quien operaba una firma comercial. Fueron eliminados como parte de la purga que el joven líder coreano Kim Jong-un realizaba contra los partidiarios y familiares de su tío Jang Song-taek, cuya hermana mayor era la esposa del Embajador en Cuba. La noticia apareció en los medios el 7 de abril de 2014.

Las desapareciones al unísono de Mendiondo, Kim Syok Sik y Jon Yong-jin, fueron muy oportunas en el caso de las investigaciones de la violación de las sanciones de la ONU, y podían esconder los cabos sobre el tráfico de armas entre Corea del Norte y Cuba.

Enlaces externos