Servicios de Inteligencia de Cuba

De CubaMilitar
Saltar a: navegación, buscar

Los Servicios de inteligencia de Cuba después de la Revolución de 1959 (los servicios de inteligencia cubanos antes de 1959 se trata en otra sección) comenzaron sus primeras actividades aún en la Guerra de Liberación Nacional, cuando el comandante Manuel Piñeiro Losada entre otros, dirigía las operaciones secretas de los rebeldes.

Tras el triunfo revolucionario Fidel Castro ordena al comandante rebelde René de los Santos Ponce ocupar el Servicio de Inteligencia Militar (SIM), y crear y dirigir el nuevo Departamento de Investigaciones del Ejército Rebelde (DIER), para cumplir funciones tanto de inteligencia, como de contrainteligencia, que después se transformaría en el Departamento de Seguridad del Estado (DSE).

El 6 de junio de 1961 fue fundado el Ministerio del Interior (MININT), dirigido por el comandante Ramiro Valdés Menéndez. El Ministerio se encarga de las labores de inteligencia, contrainteligencia, seguridad pública, combate contra el crimen, sistema penitenciario, entre otros.

En el seno del nuevo surgieron el Departamento de Seguridad del Estado (DSE) y la Dirección General de Inteligencia (DGI). El DSE empezó a funcionar dentro del territorio cubano y asumió las tareas de CI del DIER. Por su parte, la DGI se convirtió en el más importante servicio de inteligencia y CI exterior, bajo la dirección del temido y eficiente comandante Manuel Piñeiro Losada. A su vez, las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) crearon su propios órganos de inteligencia: la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) y la Dirección de Contrainteligencia Militar (CIM), vigentes hasta la fecha, interactuando con la DGI.

Desde entonces las actividades de inteligencia cubanas se reparten entre tres grandes sedes: el Ministerio del Interior, el Ministerio de las FAR y el Partido Comunista de Cuba.

Ministerio del Interior

Dirección de Inteligencia (DI)

General de Brigada Eduardo Delgado Rodríguez, jefe de la DI
Artículo principal: Dirección de Inteligencia (DI)

La Dirección de Inteligencia (DI) (hasta 1989 llamada Dirección General de Inteligencia (DGI), es el principal órgano de inteligencia del gobierno de Cuba. Surgió como una de las direcciones iniciales del Ministerio del Interior (MININT), fundado el 6 de junio de 1961 y dirigido por el comandante Ramiro Valdés Menéndez. El DI se convirtió en uno de los servicios de inteligencia más profesionales y eficaces del mundo.

Su primer jefe fue el legendario Comandante Manuel Piñeiro Losada, que ocupó el cargo hasta 1969. En 1989 la DI fue dirigida por un militar conocido, el General de División Jesús Bermúdez Cutiño. El actual jefe de la DI es el General de Brigada Eduardo Delgado Rodríguez. Se cree que dispone de unos 15.000 efectivos.

Dirección General de Contrainteligencia DCI

La DGCI, en 1989 se renombro a Dirección de contrainteligencia (DCI), es la encargada de la seguridad interior: contraespionaje de servicios extranjeros, lucha contra la disidencia o movimientos anti-regimen, y lucha contra la corrupción, esta integrada en el ministerio del interior bajo la forma de un viceministerio y este es su organigrama:

Minint-contrainteligencia.gif

Departamento de Seguridad del Estado (DSE)

Sede del Departamento de Seguridad del Estado (DSE)

Bajo dependencia directa del numero 2 del MININT: el viceministro primero del ministerio del interior, la 5ª dirección es la encargada de actuar en el exterior: efectuar asesinatos, ejecuciones, atentados, actos de sabotaje o terrorismo, así como la planificación de los mismos, es el organismo mas secreto de los que componen la inteligencia cubana.

Otros departamentos

Entre ellos se encuentran:

  • Departamento de Cifras: Es el encargado de desarrollar, los medios de cifra que utiliza la seguridad del estado, las fuerzas armadas y el ministerio de asuntos exteriores cubano, garantizar la seguridad de las comunicaciones, y formar al personal en esta materia.
  • Departamento de Comunicaciones: Dependiente del viceministro primero del MININT, es el encargado de gestionar la red de comunicaciones propia del ministerio del interior así como sus transmisiones, es el encargado de instalar los sistemas de comunicaciones en embajadas, consulados, residentes y compañías extranjeras, de manera que se pueda facilitar su espionaje, asimismo intercepta comunicaciones por orden de la Contrainteligencia.


Fuerzas Armadas Revolucionarias

Tras el triunfo de la revolución en 1959, se crea el Departamento de Investigaciones del Ejército Rebelde (DIER), para cumplir funciones tanto de inteligencia, como de contrainteligencia. El 6 de junio de 1961 fue fundado el Ministerio del Interior (MININT), en cuya estructura se forman el Departamento de Seguridad del Estado (DSE) y la Dirección General de Inteligencia (DGI). El DSE empezó a funcionar dentro del territorio cubano y asumió las tareas de CI del DIER. Por su parte, la DGI se convirtió en el más importante servicio de inteligencia y CI exterior.

A su vez, las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) crearon su propios órganos de inteligencia: la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) y la Dirección de Contrainteligencia Militar (CIM), vigentes hasta la fecha, interactuando con la DGI.

Dirección de Inteligencia Militar (DIM)

Su objetivo es recopilar información sobre las fuerzas armadas de otros países, se encarga también de la inteligencia de señales SIGINT, a través de la Base de Lourdes que opera con Rusia, en 1999 podría haber firmado un acuerdo con China para la instalación de un centro conjunto SIGINT.

Dirección de Contrainteligencia Militar (CIM)

Se encarga de contraespionaje militar, y de hacer frente a las actividades SIGINT y de guerra electrónica provenientes de los estados unidos, además ejerce de policía política dentro de las Fuerzas Armadas y tienes adscrita una unidad de tropas de elite: la Unidad de Destino Especial (UDE). Su jefe durante varios años fue el General de División Jesús Bermúdez Cutiño, así como el general Manuel Fernández Gondin.

Partido Comunista de Cuba

Departamento América (DA)

Manuel Piñeiro Losada (1933-1998), jefe del Departamento América (DA) en 1975-1992

En los años 60 el principal aliado de Cuba, la URSS, se mostraba en contra al apoyo cubano a las guerrillas latinoamericanas, y presionaba a Cuba para que las suspendiera. Entonces en 1969 el gobierno cubano entonces decide reformar el aparato de inteligencia y seguridad cubano, para camuflar este apoyo.

Así en 1970 es creada la Dirección General de Liberación Nacional (DGLN) del MININT, encabezada por Manuel Piñeiro Losada. La DGLN se encargaría de todas las misiones de subversión en Latinoamérica que realizaba la DGI.

Siguiendo la línea de encubir este apoyo, en 1975 la DGLN fue separada del MININT y transformada en el Departamento América (DA), ahora perteneciente al Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Manuel Piñeiro seguía siendo su jefe, hasta 1992.

El cambio fue doloroso para los antiguos oficiales del MININT, que protestaron al ser obligados a dejar sus uniformes verde olivo por la vestimenta formal del funcionario comunista, a dejar sus documentos y sus merecidos grados militares.

Pero así se separaban la tareas de apoyo a las guerrillas de la tutela militar oficial del MININT, a la de un órgano que aparentemente se dedicaría sólo a la política. En realidad ahora el DA, con oficinas en el edificio del Palacio de la Revolución en la Plaza del mismo nombre, era el órgano designado a la organización y apoyo de las guerrillas y movimientos clandestinos en América Latina. El DA se dividía en cuatro secciones: América Central, América del Sur, Caribe y América del Norte.

Como el DA no disponía de tropas, debe colaborar con el Departamento de Operaciones Especiales (DOE), Tropas Especiales del MININT (Antes llamado Grupo de Operaciones Especiales (GOE) creado por Fidel Castro, y posteriormente llamada Dirección General de Operaciones Especiales del MININT (DGOE), al mando del General de División Patricio de la Guardia. El DA tenía los contactos con los dirigentes revolucionarios latinoamericanos, y el DOE con su capacidad operativa y logística, ponía las armas y campos de entrenamiento.

EL DA también contaba con los centros de Estudios de latinoamérica y el de América del Norte.

El Departamento América tuvo grandes éxitos, entre los cuales estaban el triunfo de la revolución sandinista en 1979, una criatura cubana.

Tras este éxito le tocó el turno a El Salvador, donde en 1980 "aparece" una también exitosa y fuerte guerrilla, tanto que en 2 ó 3 años más debía ganar la guerra. También en 1979 en la isla de Granada triunfó la revolución de Maurice Bishop. En Guatemala otra guerrilla ganaba un empate con el gobierno y en Honduras los revolucionarios se volvieron más activos. En Estados Unidos los servicios secretos cubanos lograron infiltrarse con éxito en la CIA y en otras organizaciones de Estados Unidos.

Así a principios de los 80 todo auguraba un futuro prometedor para los planes subversivos del DA. En 1983 el DA contaba con entre 200 y 300 miembros. Sin embargo, los tiempos cambiaron.

En 1981 asume la presidencia de Estados Unidos Ronald Reagan, que con su apoyo masivo a los gobiernos derechistas de El Salvador, Guatemala y Honduras evita que caigan ante el empuje de las guerrillas marxistas apoyadas por La Habana. Al mismo tiempo la Nicaragua sandinista es acosada por la CIA y los "contras", y en vez de servir de trampolín a las siguentes revoluciones, tiene ella misma que defenderse. El 25 de octubre de 1983 se produce la Invasión de Granada por Estados Unidos, y el gobierno revolucionario de la isla es eliminado. Por otro lado en 1985 llega al poder en la URSS Mijail Gorbachov, apático al apoyo a las guerrillas y deseoso de acercarse a occidente.

Presionada por la URSS y el recorte del subsidio soviético, y la nueva realidad internacional, con Estados Unidos eufóricos, Cuba se ve obligada a comenzar a suspender su apoyo a los movimientos radicales en el continente, lo cual no deja de reflejarse en los acontecimientos.

La guerrilla salvadoreña, desesperada viendo pasar su oportunidad de ganar, trata de dar un golpe definitivo al gobierno con una ofensiva general en noviembre de 1989. Pero fracasa y se ve obligada a firmar la paz en diciembre de 1991. El 25 de febrero de 1990 los sandinistas, discípulos de Piñeiro, pierden las elecciones en Nicaragua y por ende, Cuba pierde a su único aliado en el continente. Como colofón, el 26 de diciembre de 1991 la Unión Soviética se desintegró. La Guerra Fría terminó, y la Cuba revolucionaria se quedó sola cara a cara frente a Estados Unidos.

En la nueva situación Cuba abandona el apoyo a la subversión externa, pasando del apoyo a la lucha armada, a los métodos políticos. El Departamento América perdió su sentido inicial, y Piñeiro pierde este puesto en 1992, tras 17 años de dirigirlos.

Ver también

Enlaces externos