Primera intervención norteamericana en Cuba

De CubaMilitar
Saltar a: navegación, buscar
Primera intervención norteamericana en Cuba
Fecha 1 de enero de 1899 - 20 de mayo de 1902
Lugar Bandera de Cuba.png Cuba
Causas Guerra del 95
Conflicto Ocupación militar de Cuba, desde la salida de España, hasta la proclamación de la República de Cuba
Resultado Proclamación de la República de Cuba

La Primera Intervención estadounidense en Cuba es el resultado del Tratado de París entre España y los Estados Unidos del 10 de diciembre de 1898, donde se acuerda la sesión de las colonias de Guam, Filipinas, Puerto Rico y Cuba a Estados Unidos. El 1 de enero de 1899 se efectúa el cambio de poderes, el mayor general John R. Brooke asume la función ejecutiva de la isla, en representación de la Cancillería de Estados Unidos. El 20 de mayo de 1902 termina la intervención, con la proclamación de la República de Cuba, y el traspaso de poderes al recién electo gobierno cubano.


Gobierno interventor de John R. Brooke

General Mayor John R. Brooke

Se crean 7 Departamentos Militares, designándose a:

  • La Habana: Fitz Lug Lee
  • Ciudad de La Habana: William Ludlow
  • Pinar del Río: George W. Davis
  • Matanzas: James Wilson
  • Las Villas: George J. Bates
  • Camagüey: L. H. Carpenter
  • Oriente: Leonard Wood

Se organizan fuerzas militares cubanas:

  • La Policía de La Habana, dirigida por el general Mario García Menocal.
  • La Guardia Rural, dirigida por el general Alejandro Rodríguez.


Se designan los gobernadores civiles de las provincias:

  • La Habana: general Federico Mora. Luego sustituído por el general Juan Ruis Rivera, y éste el 20 de octubre de 1899 por el general Emilio Nuñez Rodíguez.
  • Pinar del Río: Guillermo Dolz Arango, después sustituído por Joaquín Quilez.
  • Matanzas: general Pedro E. Betancour Dávalos
  • Las Villas: general José Miguel Goméz, después sustituído por por Salvador Gonzaléz Téllez.
  • Camagüey: general Lópe Recio Loynaz
  • Oriente: general Demetrio Castillo Duany


Se crea el primer Consejo de Secretarios compuesto por destacadas figuras políticas cubanas:

  • Estado y Gobernación: Domingo Méndez Capote
  • Hacienda.Pablo Desvernine.
  • Agricultura, Industria y Comercio: Adolfo Sáenz Yáñez.
  • Justicia e Instrucción Pública: José A. González.

La regencia temporal de Brooke impulsa la ejecución de obras públicas y de saneamiento en la isla. Se organiza la Enseñanza Superior, creando la Universidad Nacional cuyo rectorado asume Leopoldo Berriel y el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana dirigido por el coronel Manuel Sanguily. Se crea el Poder Judicial y es nombrado presidente del Tribunal Supremo al licenciado Antonio González de Mendoza. Se prohíben las corridas de toros y las peleas de gallos.


Gobierno interventor de Leonard Wood

General Leonard Wood

El 20 de diciembre de 1899, John R. Brooke resigna su cargo a Leonard Wood.

El general Leonardo Wood organiza un nuevo Consejo de Secretarios, conformándolo de la siguiente forma:

  • Agricultura: general Juan Ríus Rivera.
  • Justicia: Luis Estévez.
  • Instrucción Pública: Juan B. Hernández Barreiro.
  • Obras Públicas: coronel José R. Villalón.
  • Hacienda: Enrique José Varona.
  • Estado y Gobernación: Diego Tamayo.


También se nombran a varias figuras del separatismo criollo en otros importantes cargos públicos, como:

  • Inspectores de Cárceles a Javier Vega y José Rogelio.
  • Fiscal de Audiencia de Oriente a Rafael Portuondo Tamayo.
  • Inspector de Bienes del Estado a Manuel Suárez.
  • Presidente de la Junta de Faros a Mario G. Menocal.
  • Alcaide de la Cárcel de Santiago de Cuba a José Manuel Capote.
  • Inspector General de Prisiones a Carlos García Vélez.

También se crea el "Departamento de Sanidad", que asistido de la colaboración científica de Carlos J. Finlay erradica la fiebre amarilla. Se establece en el Castillo de la Fuerza la Biblioteca Nacional. Se establece la Enseñanza Primaria, Juntas de Educación y Juzgados Correccionales. Se crean los municipios de San Luis, Puerto Padre, Campechuela, Niquero y Santa Cruz del Norte y se realiza un censo de población, que dió como resultados 1,572,577 habitantes y 417,933 electores.


Primeros comicios municipales

El 18 de abril de 1900 se sanciona la Orden Militar número 164, que dispone la celebración de comicios municipales, el día 16 de junio de 1900 para elegir a los alcaldes, tesoreros y jueces municipales por una duración de 1 año.

La Ley Electoral que regula el desarrollo de estos comicios, dispone que sólo podrán votar los cubanos mayores de 21 años con instrucción y que hayan servido en el Ejercito Libertador, y que posean bienes con una valoración mínima de 250 pesos.

Las propuestas para los cargos de alcalde eran elevadas a los alcaldes de facto nombrados por el Gobierno Interventor. Era necesario la firma de 250 electores para proponer a un candidato para el cargo ejecutivo en la ciudad de La Habana; no menos de 100 para candidato en Santiago de Cuba, Matanzas, Cienfuegos, Santa Clara, Pinar del Río y Camagüey y de 50 en el resto de los municipios de la Isla.

El 16 de junio de 1900 a las 8 de la mañana comenzaron los primeros comicios municipales, finalizando a las 6 de la tarde del mismo día. Ejercieron el voto un total de 110,156 de los 150,648 electores. Es natural que la mayoría de los cargos recayeran en los veteranos del Ejercito Libertador.

Alcaldes electos en los principales municipios del país:

  • Pinar del Río: César Lancís.
  • La Habana: Alejandro Rodríguez Velasco.
  • Regla: José A. Clark Mascaró.
  • Guanabacoa: José Valdés Valenzuela.
  • Marianao: Francisco Leyte-Vidal.
  • Güines: Jacinto Hernández Vargas.
  • San Antonio de los Baños: Antonio Vivanco.
  • Bauta: Ignacio Morales López.
  • Matanzas: Domingo Lecuona Madan.
  • Cárdenas: Carlos M. de Rojas Cruzat.
  • Colón: Rafael de Armas Nodal.
  • Santa Clara: Gerardo Machado Morales.
  • Sancti-Spíritus: Fernando Cancio Madrigal.
  • Cienfuegos: Leopoldo Figueroa Martí.
  • Trinidad: Charles Lynn Georoviche.
  • Remedios: Enrique Malaret Jordán.
  • Nuevitas: Aurelio Batista.
  • Camagüey: Pedro Mendoza Guerra.
  • Ciego de Avila: Rafael Sánchez Pimentel.
  • Morón: Macario Machado.
  • Santiago de Cuba: Tomás Padró Griñan.
  • Bayamo: José Rodríguez Dominguez.
  • Puerto Padre: Manuel Lechuga.
  • Manzanillo: Modesto A. Tirado.
  • Guantánamo: Pedro A. Pérez.
  • Holguín: Francisco Fernández Roldán.


Convenciones Constituyentes

La principal misión de Leonard Wood en Cuba era preparar el traspaso del poder a los cubanos, y terminar la intervención militar norteamericana. Se debía comenzar redactando la nueva Constitución de Cuba y el paso a las elecciones.

El 18 de abril de 1900 Wood dicta la Orden Militar N° 164, que dispone la celebración de comicios municipales para el 16 de junio de 1900 para elegir a los alcaldes, tesoreros y jueces municipales, por el plazo de 1 año. Es natural que la mayoría de los cargos recayeran en los supervivientes del Ejército Libertador.

El 25 de julio de 1900 se dicta la Orden militar N° 301, sobre la convocatoria a la Asamblea Constituyente de Cuba. La Convención debía redactar y adoptar una constitución para el pueblo de Cuba.

El 11 de agosto de 1900 Wood dicta la Orden Militar N° 316, disponiendo la celebración de elecciones a la Asamblea Constituyente, a clebrarse el 15 de septiembre de 1900.

Las Juntas Provinciales de Escrutinios, tras totalizar los sufragios emitidos, proceden a proclamar 31 delegados a la Asamblea Constituyente con sus respectivos candidatos suplentes. De los 31 delegados, 10 eran generales y 3 coroneles del Ejército Libertador, y 13 habían vivido en Estados Unidos.

Los partidos Republicano Federal, Unión Democrática y Nacional eligieron referidos cargos. El cupo electoral de la Isla de Cuba en las elecciones concernientes a la integración de la Asamblea Constituyente ascendía a 185,501 electores, de los cuales hacen sufragio 131,627. En la designación de los delegados, se prescribió el derecho de sufragio a los electores que no hubiesen pertenecido al Ejercito Libertador, y aquellos que careciesen de instrucción primaria.

Los republicanos de la Habana ofrecieron una postulación constituyentista a Tomás Estrada Palma, quien desde Central Valley declinó el señalamiento. Igual actitud tiene Máximo Gómez, renunciando la nominación que le otorgan los nacionales habaneros.

Entre los electos figuran importantes figuras del independentismo como: Juan Ruis Rivera, José Lacret Morlot, Emilio Nuñez Rodríguez, Alfredo Zayas y Alfonso, Manuel Sanguily Garrite, Domingo Méndez Capote, Pedro E. Betancourt Dávalos, José Miguel Gómez, José de Jesús Monteagudo, José Luis Robau López, Salvador Cisneros Betancourt, Rafael Portuondo Tamayo y Juan Gualberto Gómez.

El 5 de noviembre de 1900 comienza a sesionar la Asamblea Constituyente, en el Teatro Irijoa en La Habana. Conforman la Mesa de Gobierno el general Domingo Méndez Capote, presidente; Juan Ruis Rivera y Pedro González Llorente, vices y secretarios Enrique Villuendas y Alfredo Zayas Alfonso.

En la sesión inaugural, el General Leonard Wood, leyó (en inglés) un discurso, insistiendo en que se tomaran en cuenta para la redacción de la carta fundamental cuatro puntos principales:

a) Asegurar un Gobierno estable, ordenado y libre.

b) Organizar las relaciones polнticas entre Cuba y Estados Unidos.

c) Restringir el Poder de la Asamblea única y exclusivamente a la elaboración de la constitución.

d) Encomendar al Gobierno norteamericano el desarrollo próspero de Cuba.

Los Constituyentes conocieron y aprobaron el Reglamento de la Asamblea en el que se establecía el carácter público de las sesiones. El 21 de enero de 1901 se iniciaron los debates sobre el proyecto, quedando aprobado el texto constitucional el 21 de febrero de 1901. Está constitución estaba estructurada en Preámbulo, 115 artículos, 14 Títulos y 7 Disposiciones Transitorias.

La Enmienda Platt, vista por un caricaturista

El 2 de marzo de 1901, en medio de los trabajos de la Comisión cubana, el Congreso norteamericano aprueba la Enmienda Platt, un apéndice a la Constitución cubana, por la cual el gobierno de Estados Unidos se otorgaba el derecho a intervenir militarmente en Cuba cuando lo estimara conveniente.

A pesar de la oposición de los delegados a la Asamblea Constituyente a esta enmienda, la disyuntiva era de tener una república con independencia limitada, o de continuar la ocupación militar. La presión norteamericana logró que la enmienda fuera aceptada por los miembros de la Asamblea el 12 de junio de 1901, con 16 votos a favor y 11 en contra. Entre los que votaron en contra se encontraba José Lacret Morlot.

La Constitución de 1901 a pesar de todo fue un gran éxito, sentando las bases de un Estado nacional cubano, estableciendo la república como forma de gobierno, establecíendo el estado laico, y la libertad religiosa. Esta constitución estuvo vigente en la mayor parte de la vida republicana del país, hasta 1940.

El 2 de enero de 1902 como resultado de los procesos electorales, resulta elegido Presidente de Cuba Tomás Estrada Palma, que aún estaba en Estados Unidos. El 11 de mayo Estrada Palma, desembarca en La Habana, tras 25 años de exilio.

El 14 de abril de 1902 la Asamblea Constituyente clausura sus deliberaciones.

El 15 de mayo de 1902 son constituídos el Senado y la Cámara de Representantes del Parlamento cubano, y el mismo día ambas cámaras proclamaban a Estrada Palma oficialmente Presidente de la naciente República de Cuba. El día 20 de mayo sería proclamada la República de Cuba.

El 25 de mayo las provincias cubanas validan al electo Don Tomás Estrada Palma como primer Presidente de la naciente República de Cuba.


Proclamación de la República de Cuba y fin de la intervención

Máximo Gómez y Leonard Wood, en el momento de izar la bandera cubana que marcaba el nacimiento de la República de Cuba, el 20 de mayo de 1902

El 20 de mayo de 1902 el gobernador militar de Cuba, general Leonard Wood, entregó su autoridad a Tomás Estrada Palma, primer presidente de la República de Cuba, electo por la voluntad expresa de su pueblo. La ceremonia se celebró en el antiguo Salón de los Espejos (del Trono) del antiguo Palacio de los Capitanes Generales españoles, en el mismo lugar en que el 1 de enero de 1899 fue traspasado el poder de España a Estados Unidos.

El general Leonard Wood comienza a las 12 la lectura de un mensaje del presidente de Estados Unidos Teodoro Roosevelt, que oficializaba el traspaso del poder. Al terminar Wood abrazó al presidente Estrada Palma, y a las 12:10, ordena a los sargentos Kelly y Vondrak del 7° Regimiento de Caballería de Estados Unidos, que arriaran la bandera de Estados Unidos de América que aún flameaba sobre el palacio, mientras una banda militar tocaba el himno estadounidense.

Al arriarse la bandera norteamericana del Palacio Presidencial, el teniente estadounidense Edward A. Stuard ordenó el descenso de la bandera norteamericana que flotaba en el mástil del Morro de La Habana.

Luego se oyeron las notas del Himno de Bayamo y 45 cañonazos. Entonces el general del Ejército Libertador Emilio Núñez Rodríguez que presidía la delegación del Consejo Nacional de Veteranos, iza en el Morro la Bandera de Cuba, creada por el general Narciso López, de la república libre y soberana. Le ayuda el vigía de la vieja fortaleza del Morro, Narciso Valdés Mir, y varios veteranos del Ejército Libertador designados al efecto por sus compañeros: coronel José Clemente Vivanco, coronel Orencio Nodarse, teniente coronel Rafael Izquierdo, coronel Manuel María Coronado, teniente coronel Joaquín Ravena, comandante Eliseo C. Cartaya, comandante Domingo Herrera, comandante Arturo Primelles, comandante Laureano Prado, comandante Antonio V. Zicay, y teniente Narciso López.

Curiosamente, segundos después ésta bandera cubana también fue arriada, y fue izada de nuevo otra bandera cubana, llevada hasta ahí por Máximo Gómez. Sucedió que Leonard Wood al retirarse, quizo llevarse la primera bandera cubana izada oficialmente en el país soberano, como recuerdo de ése momento y para las nostalgias futuras.

Cuando la bandera de la República de Cuba llegó al tope del mástil del Morro a las 12:15 de ese fausto día, en todos los edificios públicos, iglesias, naves de guerra y mercantes surtos en los puertos, embarcaciones y fortalezas por toda Cuba, fueron arriadas las banderas estadounidenses e izadas de inmediato las banderas de Cuba libre.

Desde la Fortaleza de La Cabaña se efectuaron cuarenta y cinco disparos de cañón.

El júbilo del pueblo cubano fue indescriptible. El cambio de banderas era la culminación de un proceso doloroso y el inicio de una nueva nación. Finaliza la Primera intervención norteamericana en Cuba y nace la República de Cuba.

Luego comenzó la ceremonia de juramento del Presidente de la República. Rafael Cruz Pérez y Carlos Revilla, ambos del Tribunal Supremo de Justicia, tomaron a las 12:20 el juramento constitucional a don Tomás Estrada Palma, asumiendo así, oficialmente, el alto cargo.

Luego toma la palabra el generalísimo Máximo Gómez, que habla en representación de todo el pueblo de Cuba, expresando que ya habían llegado a la conquista de su ideal los libertadores de la isla.


Tras la salida

Tras estas ceremonias, el mismo día se retiraron inmediatamente las tropas norteamericanas de Cuba. En la isla quedaron sólo tres compañías del Ejército norteamericano, para entrenar a los nuevos artilleros cubanos y custodiar las fortalezas.


Ver también


Enlaces externos